El Sergas planifica para este verano una disponibilidad de camas por encima de la ocupación media de la temporada

Por este motivo, todas las áreas sanitarias del Sergas hacen una planificación habida cuenta los datos de los años anteriores y los datos de ocupación. Este tipo de planificación en gestión sanitaria no es una peculiaridad de nuestro sistema, sino que se hace a lo largo del año en todos los Servicios de Salud de todo el mundo. Así, en base a los datos de veranos anteriores, la ocupación de camas de hospitales está alrededor del 75%, pero siempre se deja una margen de un 12-13% hasta alcanzar ese 88%, porcentaje similar al de otros años.

De hecho, los datos entre junio y septiembre de 2017 reflejaron un porcentaje de ocupación del 76,1%. Esta cifra pone de manifiesto una adecuada planificación de los recursos disponibles y garantizan que todos los pacientes, en todos los casos, ingresan cuando lo precisan en una cama a cargo del servicio especializado adecuado para su atención.

Esta planificación para la época estival obedece a la racionalización de los recursos físicos y humanos y cuenta con la colaboración de los profesionales a la hora de planificarla, puesto que ellos son los mayores conocedores del funcionamiento de los centros, que mantienen toda la actividad clínica posible y garantizan la atención a los procesos que no admiten demora.

Hay que recordar que la época estival es la estación del año en la que se observa una reducción de determinadas patologías, como las respiratorias, responsables el resto del año de un elevado número de ingresos en los hospitales, y se minimizan las reagudizaciones de enfermedades crónicas. Esto implica una merma de la demanda asistencial y, por lo tanto, de los índices de ocupación hospitalaria.

Por otra parte, hay que recordar que actualmente más de la mitad de las intervenciones quirúrgicas son ambulatorias, es decir, no requieren ingreso. Asimismo, la estancia media hospitalaria ha registrado una tendencia descendente en los últimos años.

Como medida de refuerzo operativa frente a la posibilidad de que ocurran situaciones excepcionales e imprevisibles, en los centros hospitalarios existe un Plan de Contingencia que permite adoptar de manera ágil las medidas necesarias destinadas a la adecuación de los recursos asistenciales.
R.