La Xunta mañana el plazo de las ayudas destinadas a la formación para ocupados en las que invierte 22,5 millones de euros

El objetivo es adaptar la formación de las personas que cuentan con un puesto de trabajo a las nuevas exigencias que demanda el mercado laboral y, por lo tanto, el tejido productivo gallego. De lo que se trata es de atender a los requerimientos de productividad y competitividad de las empresas y a las aspiraciones de promoción profesional de los trabajadores permitiéndoles mejorar su empleabilidad.

La iniciativa, que se enmarca en la Agenda 20, está dirigida a centros y entidades de formación privadas acreditadas o inscritas por la Administración pública competente para impartir la formación profesional para el empleo.

De los 22,5 millones de euros se destinarán 9 millones para la formación sectorial, reservándose más de 2,3 millones para los ámbitos forestal, de la automoción, agroalimentación y energías renovables y 2 millones para el naval. El resto de los 9 millones se distribuye entre otros sectores como los de la piedra natural, textil y moda y los emergentes como la aeronáutica, la industria de la salud, la biotecnología, la ecoindustria o las tecnologías de la información.

El Gobierno gallego, asimismo, invertirá 4,5 millones para formación transversal; otros 4,5 para la cualificación y el reconocimiento profesional asociado a la obtención de un certificado de profesionalidad; 3,5 millones para autónomos; y un millón para los trabajadores o socios de empresas de economía social.

La convocatoria de las ayudas tendrá un carácter plurianual, lo que posibilitará la realización de acciones formativas más complejas y con un mayor período de duración, al igual que ya ocurre con la formación para personas desempleadas. También aportará a las entidades una mayor flexibilidad para impartir su programación. La cualificación que se imparta a través de estos apoyos de la Xunta será catalogada por el Servicio Público de Empleo, por lo que tendrá un reconocimiento a nivel nacional. Se dará, además, prioridad a los cursos con mayor demanda o mayor inserción laboral y aquellos vinculados a los sectores prioritarios para la economía gallega.

Esta iniciativa forma parte de la Agenda 20 para el Empleo con la que el Gobierno gallego prevé hasta 2020 la creación de por lo menos 80.000 nuevos puestos de trabajo. Para eso, entre otros campos, está invirtiendo en la mejora de la calificación de los gallegos. La formación para ocupados, por lo tanto, se suma a otros programas ya convocados este año por el Gobierno gallego en este ámbito como son las ayudas para la formación de personas desempleadas, los talleres y programas integrados de empleo o el plan Cualifica FP.
R.