Publicado el decreto de creación de la Agencia Gallega de la Industria Forestal que impulsará la competitividad del sector

La publicación del decreto, que entrará en vigor el próximo 26 de septiembre, es el paso previo para la constitución de la agencia que trabajará para consolidar el forestal como sector estratégico de la economía gallega a través del incremento del valor de los productos intermedio y final de la cadena forestal, del fomento del empleo de calidad mediante la incorporación de personal cualificado, del impulso de la innovación tecnológica y de la presencia en nuevos mercados.

Con la creación de este nuevo organismo, previsto ya en la Ley 2/2017, de 8 de febrero, de medidas fiscales, administrativas y de ordenación, se da respuesta a las necesidades trasladadas por el sector forestal gallego, que factura alrededor de 2000 millones de euros, que está compuesto por 3000 empresas y que emplea, de forma directa e indirecta, a más de 80.000 personas.

Los órganos de gobierno de la Agencia Gallega de la Industria Forestal serán la presidencia, que ejercerá el titular de Economía, Empleo e Industria, y el Consejo Rector, que se prevé constituir en el mes de septiembre. Posteriormente se nombrará a la persona que asumirá la dirección del organismo.

Las actuaciones de la agencia irán destinadas a las pequeñas y medianas empresas que conforman la cadena forestal, y que pertenecen a subsectores como la explotación forestal, en la que se incluyen trabajos de tala, de silvicultura y comercialización de madera en bruto; la primera transformación, a la que se dedican sobre todo los aserraderos; y la segunda transformación, de la que forman parte los trabajos de carpintería y muebles, madera tratada y elaborada, fabricación de puertas y ventanas, embalajes e industrial, entre otros.

La Agencia Gallega de la Industria Forestal basará sus actuaciones en la colaboración participativa, y será el interlocutor de la Administración ante los agentes económicos vinculados a esta industria para impulsar el sector hacia sus retos de futuro, haciéndolo más competitivo a través de la innovación y la diversificación, favoreciendo la transferencia de conocimiento entre empresas y centros públicos de investigación forestal y mejorando la calificación de los profesionales que trabajan en este sector.

Así, entre sus competencias y funciones, están la de fomentar y desarrollar programas de asesoramiento y de actividades científicas centradas en el ámbito forestal, participar en instituciones y foros nacionales e internacionales para la consecución de sus fines, u organizar programas de formación y reciclaje profesional en este ámbito.

También impulsará la nueva agencia la colaboración con centros de investigación públicos en las diferentes materias que el sector forestal traslade a la Administración por considerarlas de su interés. Además, gestionará subvenciones en los asuntos de su competencia, y diseñará estrategias y programas de captación de fondos estatales e internacionales dirigidos a la innovación y la biotecnología forestal.

El nuevo organismo también se encargará de promover y apoyar el crecimiento de nuevas empresas de aprovechamiento y transformación de productos del monte destinados a la industria forestal en medio rural, incidiendo especialmente en la segunda y siguientes fases de transformación industrial del recurso, por ser las que proporcionan un mayor valor añadido al producto y reportan mayores beneficios globales.

Del mismo modo, se desarrollarán programas específicos para poner en valor los productos de la industria forestal que faciliten su integración con empresas de diseño especializadas, al tiempo que se pondrá en marcha una marca colectiva única que facilite la integración de las diversas actividades productivas de la industria forestal: materia prima, diseño, industrialización y comercialización.
R.