Se abre el plazo para participar en el Programa Emprega Xuventude dirigido a empresas de la industria 4.0 y la agroalimentación

Para eso, la iniciativa de la Consellería de Economía, Empleo e Industria incluye ayudas a través de un bono de 7000 euros. De este forma, en una primera fase, de forma experimental, se invertirán 3,5 millones de euros, financiados a través del Sistema de Garantía Juvenil, para beneficiar a 500 jóveness que se podrán calificar y trabajar en dos de los sectores estratégicos gallegos: la Industria 4.0 y el agroalimentario.

El principal objetivo es ofrecer a la juventud gallega la oportunidad de formarse y acceder al mercado laboral. Para mejorar su calificación, se otorgará un bono de 2000 euros a los participantes, que se formarán en las propias empresas, por lo que la formación se centrará en las características del puesto para lo cual es contratado el joven . Es decir, la Xunta apoyará un plan de formación adaptado a las necesidades y habilidades del propio puesto de trabajo. Será, por lo tanto, una formación adaptada a la demanda real de las empresas gallegas.

Para incentivar la contratación, habrá uno según bono de 5000 euros -también por participante- para empresas de sectores y líneas de negocio empresarial vinculadas a la innovación tecnológica industrial o al sector agroalimentario. Los contratos deberán tener una duración mínima de 12 meses. Para recibir el bono formación será indispensable que la compañía haya contratado al joven.

Del que se trata es de identificar nuevas salidas laborales para los nuevos perfiles profesionales y poder, de esta forma, contar con profesionales más preparados en sectores que precisan calificación especializada como son los dos en los que se centra este año Emprega Xuventude.

Asimismo, la Xunta prevé con esta iniciativa ayudar al tejido empresarial gallego a ganar en competitividad al disponer de trabajadores más ajustados sus necesidades y contribuir a fijar población juvenil en las villas y ciudades de Galicia.

Emprega Xuventude forma parte de la Axenda 20, la hoja de ruta con la que el Gobierno gallego está impulsando el empleo estable y de calidad adecuando la formación de los trabajadores gallegos a los perfiles profesionales que están demandando las empresas. A través de esta planificación, el Gobierno gallego puso en marcha este año otros programas como las Unidades Formativas, en el que ya participan cuatro empresas (Coren, Coasa, Exlabesa y Previsonor) y en el que 130 despedidos tendrán la oportunidad de adaptarse sus necesidades reales.

Dirigidas específicamente a la juventud, un colectivo prioritario en todas las políticas activas de empleo de la Xunta, en la Axenda 20 también se recogen las ayudas para autónomos y la contratación con nueve millones de euros para beneficiar a 1200 jóvenes; o una actuación que, dotada con 4,3 millones, incluye formación a la puerta para acercar los cursos a ayuntamientos que no cuentan con centros homologados. En este caso, la previsión es impulsar la especialización de 2500 personas.
R.